Seleccionar página

Aerolíneas

A la aerolínea le han condenado en costas. ¿Eso qué significa?

Las costas del proceso son aquellos gastos que se originan en el seno de un procedimiento judicial. Cuando hay una condena en costas, el juez obliga a la parte que ha visto desestimadas sus pretensiones a hacer frente a los siguientes gastos:

  • Los honorarios del abogado y procurador contrarios. La cuantía se fijará conforme a las disposiciones del Colegio de Abogados y de Procuradores de la Comunidad Autónoma donde se haya desarrollado el juicio. Ahora bien, solo tendrá que pagarse en aquellos procesos en los que la intervención de estos profesionales sea obligatoria. Cuando la cantidad reclamada en juicio es inferior a 2000 euros, la intervención de letrado y procurador no es obligatoria, de manera que la parte condenada no tendrá que pagar por estos conceptos.
  • Honorarios de peritos y demás personas que hayan intervenido en el proceso. El juez o las propias partes pueden solicitar y presentar una prueba pericial, que habrá de ser abonada por quien haya sido condenado en costas. Nuevamente la cuantía se fijará conforme a los criterios del Colegio Profesional correspondiente.
  • Las copias, certificaciones, anuncios, burofaxes que sean preceptivos también pueden formar parte de las costas del proceso.

De este modo, en la gran mayoría de reclamaciones aéreas, y aunque exista una condena en costas, las aerolíneas no se tienen que hacer cargo de los honorarios de abogados y procuradores.

¿Qué sucede si el procedimiento no llega a juicio?

La legislación vigente contempla dos posibilidades:

  • Que decidas desistir del proceso judicial: Retiras la demanda antes de que el juez haya dictado sentencia. SI la parte demandada lo acepta, no habría condena en costas; si por el contrario rechaza el desistimiento y decide continuar con el juicio, sí que la habría.
  • Allanamiento de la parte contraria: El allanamiento significa que la parte demanda acepta todas las pretensiones que le fueron formuladas en la demanda. Si se produce antes de la contestación a la demanda, no procederá la imposición de las costas; por el contrario, si se produce en un momento posterior, el juez sí que dictaría una condena en costas, pero aplicando en todo caso lo dispuesto en párrafos anteriores.

Recuerda: A nuestros clientes nunca le cuesta el dinero reclamar. Si no conseguimos tu indemnización asumimos cualquier gasto que se pueda generar en el proceso, incluida una condena en costas.

¿Te ha resultado útil esta información?

Tu opinión nos ayuda a seguir avanzando

¿Tienes alguna duda?
¿Tienes alguna duda?